viernes, 15 de marzo de 2013

LA COPA DE LA LUNA



O copa menstrual………
.....................pero me gusta más el primer nombre.

Aunque much@s la conocéis, mucha gente no sabe aún lo que es esta copita.
Se trata de una alternativa a las compresas y los tampones, a los que supera por muchas razones:
Ventajas  en materia de salud, higiene, comodidad, confort y fiabilidad.
La copa menstrual acumula el flujo menstrual, en lugar de absorberlo como un tampón; se limpia y se vuelve a utilizar, no entraña riesgo conocido de SAT ni  de  infecciones vaginales, y no contienen productos químicos o toxinas como la dioxina.
Ventaja económica; porque aunque al principio supone mayor gasto, podremos olvidarnos de comprar tampones t compresas durante años.
Ventajas medioambientales: ya que generan menos residuos y contaminación de las fábricas.
Ha  existido desde la década de 1930 pero ha sido más recientemente cuando se ha hecho realmente popular.
Muchas de vosotras os estaréis preguntando ¿Cómo la uso?
1: Lee el folleto explicativo! Obvio, ¿ no?
2: Practica diferentes pliegues hasta que encuentres el que te resulte más cómodo y eficaz.
3. Lávate las manos con jabón antes de colocarla, lava también la copa y enjuágala bien con agua para evitar infecciones vaginales. 
4. Mantente relajada y trata de no tensar los músculos pélvicos para que te resulte más cómo y fácil. Sé paciente, la primera vez que te pongas la copa será la más difícil, 

5. Introduce la copa. Dobla la copa y luego sujétala con una mano (con el agarrador hacia abajo). Separa los labios y encuentra la abertura de la vagina con la otra mano. Ahora empuja la copa en ángulo de 45 grados hacia el hueso púbico, no hacia arriba. La copa debería abrirse. Sigue empujando la copa hasta que quede cómoda.

6. Asegúrate de que la copa esté completamente abierta. Usa un dedo para sentir la base de la copa. Debe quedar redonda u ovalada por lo menos. (La copa puede no abrirse del todo, dependiendo de la forma de tu cuerpo.)

7. Puedes llevarla  hasta doce horas. Si tienes un flujo pesado, tendrás que vaciarla más a menudo, porque éste es el tiempo máximo recomendado. Para tu primera regla con una copa, prueba a experimentar un para averiguar cuánto tiempo puedes dejarla sin que filtre. 

8. Quita la copa.
Vuelca el contenido de la copa en wc o lavabo ,enjuaga la copa con agua, y un poco de jabón y vuelve a colocarla.
                                               
                                                                          


TOMATE TU TIEMPO, QUE NINGUN@ NACEMOS APRENDIDOS!!!!

¿La conocíais? ¿ La usáis? Pues estaría muy bien que nos contaseis vuestra experiencia. Venga!

2 comentarios:

  1. Yo la uso desde hace un año o así y estoy encantada. La satisfacción de no preocuparte por tener que llevar el número necesario de compresas o tampones en el bolso. Lo poco que ocupa. El saber que contribuyes al medio ambiente al no echar tanto producto a la basura. El pasar muchas más horas sin preocuparme de cambiarla, como me pasaba con las compresas.....

    Conocía su existencia desde hace unos años, pero me daba un poco de cosa eso de un recipiente para recoger la menstrución. Como a casi todas, al principio, me daba un poco de asquito la idea. Poco a poco, viendo comentarios de otras mujeres me fue apeteciendo más. Casi todas solo le veían ventajas y tantas mujeres no podían estar equivocadas, así que me animé y la compré.
    Al principio me costó un poco pillarle el tranquillo, sobretodo porque yo no he sido de usar mucho tampón, así que estaba un poco verde.
    Después ya pillé cómo era más cómodo para mí doblarla, en qué posición ponerla..Si que hay veces que, no sé por qué no la logro colocar bien y entonces mancho, pero no es nada escandaloso, nunca me ha pasado que se escape tanto tanto como para que me manche lo pantalones, cosa que alguna vez me pasó con las compresas. Con un salvaslip, se arregla todo :) (los hay, también, ecológicos)

    El mayor descubrimiento que haces cuando usas la copa es el hecho de que nuestra regla no huele mal. Si, señoras, eso que oléis y que nos machacan tanto con ello en los anuncios, no es otra cosa que la mezcla de la regla con los productos químicos de las compresas y los tampones. Son los mismos que proclaman que olemos mal esos días, los que producen el olor. Os lo aseguro, 100% comprobado, por mi y por otras mujeres que están usando la copa.

    Como todas las cosas, cada una le encontrará unos pros y unos contras diferentes.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rocío por tu aportación, has hecho una exposición estupenda, muy esclarecedora.
      Mil besos.

      Eliminar